Proyecto Educativo

Nuestro proyecto educativo se fundamenta en dos pilares que consideramos esenciales para el desarrollo de los niños/as en los primeros años de vida:

El Arte

(Haciendo especial hincapié en la música)

El Bilingüismo

(Español e Inglés)

El niño aprende desde temprana edad a apreciar las cosas que le rodean, investiga sobre lo que ve, oye y siente, descubre y desarrolla su propio criterio para apreciar su propio arte y el que le rodea. Este proceso de aprender a crear y apreciar la belleza, es sumamente importante en el desarrollo cognitivo del niño en edad preescolar. Por medio del arte, aprende a comunicar sus ideas y sentimientos a través de un lenguaje visual, antes de que haya aprendido a leer y a escribir. La educación artística también desarrolla: la percepción, la expresión, la discriminación, la creatividad, el trabajo individual, la concentración a la hora de seguir instrucciones, el trabajo en equipo, la autoestima y muchas más habilidades que le serán muy útiles en su desarrollo escolar e intelectual.

La música ayuda a nuestros niños/as a que se relajen, a desarrollar tanto su sentido de coordinación como su memoria y concentración.
Aquellos niños/as que crecen escuchando música, cantando canciones, y moviéndose al ritmo de la música gozan de un mejor sistema sensorial, creando más enlaces en las conexiones neuronales del cerebro.
Estudios demuestran que aquellos niños/as que participan activamente en actividades relacionadas con la música son aquellos que hacen las mayores conexiones, porque la música en los niños/as provoca:
– Un aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños/as.
– Mejora la habilidad para la resolución de problemas matemáticos y de razonamiento complejo.
– Hace que los niños/as puedan expresarse.
– Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio y el desarrollo muscular.
– Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
– Enriquece el intelecto.
– Hace que los niños/as puedan interactuar entre sí.
– Aumenta la auto-estima de los niños/as.

La música tiene un efecto profundo en el estado de ánimo, en la inteligencia, en la memoria y en el lenguaje; como también en la salud y en sistema inmunológico. El impacto de la música lo vemos todos los días…manipula nuestro estado de ánimo, enriquece nuestras vidas, y envuelve nuestras mentes.

Así mismo, el aprendizaje bilingüe en edades tempranas:
– Favorece y potencia la atención. El aprendizaje simultáneo de dos lenguas tiene repercusiones positivas en las capacidades cognitivas de nuestro hijo. La capacidad de cambiar de tarea con más rapidez y predispone al aprendizaje de otras lenguas.
– Favorece la apertura mental. Cada idioma conlleva, más allá de los sonidos que escuchamos o los signos que vemos, una construcción verbal del mundo, una interpretación de lo que nos rodea.
– Favorece una mayor facilidad para los idiomas. Un niño bilingüe aprende con más facilidad un tercer idioma.
– No entorpece el aprendizaje de la lengua materna. El desarrollo del habla de un niño bilingüe será normal, aunque es posible que al principio mezcle sonidos de las dos lenguas y nos dé la impresión de que no arranca a hablar, o de que empieza a hablar más tarde. Pronto, no obstante, aprenderá a diferenciar bien los dos idiomas y utilizará cada uno en su contexto.

Por todas estas razones nuestro proyecto educativo está centrado en el aprendizaje y desarrollo del niño/a tomando como herramientas la música, el arte y el inglés.